13 octubre 2021

PROVEEDORES: Naji Sabeh, CEO Hosteltáctil “Queremos ser el partner tecnológico de la hostelería”

Comenzamos una serie de entrevistas a nuestros proveedores oficiales para conocer en qué líneas estratégicas están trabajando, cómo han afrontado estos meses la pandemia y cuáles son los retos de futuro. Entrevistamos a Naji Sabeh, CEO de Hosteltáctil, empresa tecnológica especializada en el sector hostelero y proveedor oficial de Hostelería Valencia y que en estos momentos se encuentran trabajando desde Lanzadera.

¿Cuáles son las principales líneas de negocio de Hosteltáctil en la actualidad?

Desde Hosteltáctil estamos especializados en el software de gestión y control para el hostelero, basado en un sistema TPV que permite el control de sala, cocina, almacenes, recursos humanos y gestión del local. Es nuestra única línea de negocio ahora mismo, ya que tenemos el foco puesto en el sector de la hostelería. Tenemos cerca de 10.000 clientes por toda España, Andorra, República Dominicana y México.

¿Qué necesidades tiene en estos momentos una empresa de hostelería? ¿Cómo puede ayudar la digitalización al funcionamiento del negocio?

Nosotros consideramos como básico para cualquier empresa tener un sistema de gestión y la hostelería no es ajena a esto. En ese sentido, lo mínimo que debe tener un restaurante es un terminal punto de venta que al final es el núcleo de su facturación. A partir de ahí puede digitalizar varias áreas de su negocio, como las telecomandas para tomar nota en mesa, la relación con clientes, la comunicación con cocina. En cocina no solamente recibimos los pedidos en impresoras de cocina sino también se pueden ver en los monitores, los llamados kitchen display systems que recopilan los distintos pedidos en los distintos centros de producción de la cocina y con eso obtenemos una reducción de los errores y una mejor gestión de todos los pedidos de cocina.

También trabajamos en el control de almacén, nos parece muy importante para trabajar con los proveedores, ya que la hostelería gasta entre el 25 y el 35% de su facturación en compras, por lo tanto, no gestionar esas compras es un gran error. Hasta ahora la forma tradicional de gestionar era pensando que cuanta más gente entrase en mi restaurante mejor, pero llega un momento en que hay que pensar en la rentabilidad del negocio, en la eficiencia de los procesos que se están llevando a cabo y esto, la digitalización ayuda a hacerlo.

Vemos mucha evolución, pero queda mucho por hacer. Es importante fomentar la cultura empresarial, con una formación mayor en gestión y procesos. Una vez sabemos cómo gestionar esos procesos, nosotros los digitalizamos.

Estos meses con la pandemia, el delivery ha experimentado un auténtico boom, ¿cómo habéis vivido este fenómeno como empresa tecnológica?

Una de las problemáticas del delivery es el volumen de pedidos que llega en un periodo corto de tiempo dejando poco tiempo de producción en cocina. Con nuestro programa lo que hacemos es conectar la plataforma de delivery directamente con la cocina del restaurante, pasando por el sistema de gestión. No hay errores de transcripción, no hay errores de legibilidad de los tickets y todo queda registrado en el sistema y no se pierde ningún cliente. Esto ya lo veníamos haciendo en el año 2019 y se ha potenciado con la pandemia.

En Hosteltáctil ya teníamos clientes que tenían un enfoque hacia el delivery y el take away. Con la pandemia ha habido un boom que ahora se volverá a normalizar pero está claro que el delivery viene para quedarse y mucha gente lo está implantando de forma profesional. Hemos visto casos de gente que ha tenido un boom con el delivery y nos ha pedido a marchas forzadas que implantáramos un sistema de digitalización.

¿Cómo os ha afectado a vosotros la pandemia? 

Con el confinamiento nos encontramos que cierran todos nuestros clientes, en nuestro caso mandamos a la plantilla a un ERTE y nos pusimos a reflexionar para ver como íbamos a avanzar en la pandemia y la postpandemia. Al final nos hemos dado cuenta como ya sucedió con la crisis de 2008, que cuando llega una crisis las empresas más organizadas se centran más en la gestión. En pandemia nuestra facturación bajó un 25% pero nuestro rendimiento aumentó. Hemos ganado más dinero durante la pandemia aún reduciendo la facturación, porque nuestros clientes se han centrado no tanto en temas como reparaciones, sino en adquirir herramientas de gestión y hemos incorporado nuevos clientes de restauración organizada en 2020.

Nos encontramos en Lanzadera ¿qué supone estar aquí? 

A raíz de la COVID hicimos una reflexión de nuestra propia empresa hacia donde queremos ir y decidimos dar un pequeño impulso. Queríamos dejar de estar tan identificados como una empresa que vende TPV para ser reconocidos como una empresa que ayuda al hostelero a controlar y gestionar su negocio.  Queremos ser el partner tecnológico de la hostelería, ayudar al sector en su transformación, no solamente a través de la herramienta sino también de la cultura empresarial.

Vimos la oportunidad del ecosistema Lanzadera, presentamos nuestro proyecto en marzo y nos aceptaron en el programa que empezó en mayo de este año. El programa consta de 4 fases, estamos en la fase de crecimiento para empresas ya consolidadas con un cierto volumen de facturación. Es una experiencia muy positiva, consta de ocho meses, los primeros cuatro han sido sesiones de formación y todo este ecosistema de formación, emprendedores y networking abre tu campo de visión hacia la gestión y la excelencia de cara al cliente.

En estos momentos se está hablando de la nueva ley que persigue el fraude fiscal..

Todos los países europeos ya tienen sistemas de fiscalización sobre los programas de facturación. Ha salido la llamada ley antifraude que determinará que todos los softwares de facturación deben cumplir una serie de criterios para el control de las transacciones, para que todo lo que se hace quede registrado.

A corto plazo la ley establece un reglamento de certificación y deja la puerta abierta a que tengas que conseguir un certificado de tu programa

Ahora dependerá del régimen sancionador de cada CCAA, pero hacienda tiene la posibilidad de hacer una retroactiva de 4 años y las sanciones pueden ser de 50.000 euros por la no tenencia de un programa que cumpla las características.

Nuestra recomendación sería que el hostelero sepa muy bien qué tienen instalado y si su programa cumple con las recomendaciones. Nosotros no solo estamos cumpliendo con la normativa, sino que nos hemos sometido a una auditoría voluntaria para que un tercero que es auditor, perito judicial, revise todo nuestro programa y nos emita un certificado que cumplimos con la ley para nuestra tranquilidad y la de nuestros clientes.

La Hacienda foral vasca ya fue precursora de esto y nuestra empresa ya forma parte de las empresas homologadas en el programa TicketBAI.

Noticias relacionadas

Ver todas